Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El senador Demócrata Oscar Ortiz denunció que, tras las entrevistas publicadas por diferentes medios al empresario paraguayo-venezolano Carlos Gill sobre sus negocios en Bolivia, se puede afirmar que el país está frente a un nuevo ‘Zapatazo’ (en alusión a la exnovia del presidente Morales, Gabriela Zapata), que comprueba cómo se manejan los grandes contratos de provisión al Estado y cómo se practica el uso indebido de influencias en esferas gubernamentales.


“Así como Gabriela Zapata salía en fotos dirigiendo contratos millonarios con la empresa china CAMC, ahora este empresario extranjero confiesa su escandaloso vínculo con el gobierno del MAS. Me preocupa que el propio Gill diga que tiene reuniones permanentes con el presidente Evo Morales. No es conveniente y hasta puede ser ilegal que el mandatario tenga reuniones tan seguidas con un empresario que intermedia contratos de grandes empresas internacionales con el Gobierno”, señaló el senador de oposición.



PUBLICIDAD


Según Ortiz, revisando las diferentes publicaciones de prensa, Gill afirmó que ayuda a multinacionales a conseguir contratos con el Estado boliviano y después estas mismas empresas lo subcontratan, como confesó se hizo con el teleférico paceño.

“En teoría (esta práctica) es legal y Gill está ‘cubierto’ porque no tiene contrato directo con el Estado. Pero en los hechos lo que se está disimulando, lo que se está camuflando, es un uso indebido de influencias y una retribución disimulada de empresas internacionales a este señor por ayudarles a conseguir los contratos”, manifestó el legislador.

Y además resulta, agregó, que ahora los bolivianos se enteran que las acciones de la administración de Morales sobre el corredor bioceánico no responden a una política de desarrollo nacional, sino que están seriamente influenciadas por el interés particular de este empresario extranjero, que ya controla las redes ferroviarias andina y oriental.

“Por último, el señor Gill se jacta de que tiene socios políticos en el Gobierno del MAS. ¿Quiénes son estos socios políticos? Estoy demandando que el Ministerio Público abra una investigación de oficio como es su obligación y además, como parlamentarios, vamos a investigar todos los contratos de Gill con el Estado”, concluyó el representante Demócrata.

Fuente: (Prensa Demócrata)
PUBLICIDAD


7/TENDENCIAS/carousel