Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los bomberos han desplegado una escala de 30 metros para llegar hasta la pequeña, que estaba sola en casa

Efectivos del Cuerpo de Bomberos de Málaga han rescatado este miércoles por la tarde a una niña de cinco años que estaba colgada por la parte exterior de un balcón de su casa, situada en una octava planta de un bloque de viviendas de la calle Virgen de Belén, en el distrito de Carretera de Cádiz de la capital. La pequeña se encontraba sola en la vivienda, que estaba cerrada con llave. Según las primeras indagaciones, la madre había salido del domicilio con sus otros hijos e inicialmente los hechos se achacarían a un despiste.

PUBLICIDAD


El Servicio de Emergencias 112 Andalucía comenzó a recibir varios avisos pasadas las ocho de la tarde de vecinos que vieron a la niña encaramada en el balcón. Se movilizó entonces a personal de Bomberos y de la Policía Nacional. Numerosas personas del barrio se congregaron en la calle y estuvieron pendiente de la pequeña, que permaneció agarrada a la barandilla hasta que fue rescatada por uno de los bomberos.

Para realizar esta operación, los efectivos tuvieron que desplegar una escala de 30 metros. Prácticamente se llegó al tope de su recorrido, han explicado fuentes de los bomberos. Un vídeo grabado por un vecino permite percibir el efecto látigo de la escala, lo que indica que se encontraba en los últimos metros de su recorrido. El rescate culminó con éxito y el agente pudo llegar hasta la niña y ponerla a salvo junto a él en la cesta.

Esta autoescala de 30 metros es la de mayor longitud que opera actualmente en Málaga. El Cuerpo de Bomberos dispone de un vehículo con un brazo articulado de 42 metros, equivalente a 13 plantas de un edificio, pero está averiado desde hace algo más dos años. La falta de operatividad de este medio ha suscitado continuas críticas de los grupos de la oposición en el Ayuntamiento y de los sindicatos de los Bomberos.

Fuente: elpais.com