Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Planta Separadora de Líquidos del Gran Chaco apenas funciona al 20 por ciento de su capacidad. Los últimos reportes de Viceministerio de Exploración y Explotación, que son de abril, indican que por entonces se producían apenas 260 toneladas métricas diarias de Gas Licuado de Petróleo (GLP, lo estimado por procesar apenas 5 millones de pies cúbicos de gas.

La planta fue ideada para procesar 30 millones de metros cúbicos de gas al día o al menos, procesar el gas que se envía a la Argentina que en invierno, de acuerdo al anexo D del contrato, debía alcanzar los 23 millones de pies cúbicos.

Mientras esto pasa, el presidente de YPFB, Óscar Barriga, salió al paso de las declaraciones del embajador argentino Normando Álvarez en las que cuestionó que se esté cumpliendo con la provisión de gas exigido por contrato y aclaró que no se obtuvo respuesta de parte de las autoridades bolivianas sobre la propuesta de comprar más gas en invierno, con mayores precios, y menos gas en verano.

Ambos aspectos configuran un escenario preocupante, según valoró el asambleísta chaqueño Wilman Cardozo, puesto que ni se aprovecha la inversión estatal ni se exporta lo posible.

Desde el Ministerio de Hidrocarburos se recordó que el contrato con Argentina se mide por poder calorífico y no por volumen, para corregir lo señalado por Álvarez sobre el incumplimiento con los 23 millones de metros cúbicos. Por lo general, el gas boliviano está por encima del poder promedio que se maneja en los contratos de volúmenes por la cantidad de licuables contenidos en el torrente. La planta Separadora del Gran Chaco extrae precisamente esos licuables, que tienen un alto valor comercial por sí mismos. Si el poder calorífico es alto a pesar de no alcanzar los volúmenes, es a consecuencia de que la planta Separadora no está funcionando.

Escasez en la Separadora
El mercado local de GLP se abastece con el que se extrae en la planta de Bulo Bulo, que procesa seis millones de metros cúbicos. La planta Separadora del Gran Chaco iba a procesar el gas para abastecer de propano y butano a la todavía incierta planta de Propileno y Polipropileno cuya construcción se prometió en Yacuiba. En una segunda instancia iba a abastecer también de etano para la producción de plásticos blandos en otra planta.

Como la petroquímica no avanza, el GLP se almacena sin solución. En la inauguración en 2015 el presidente paraguayo Horacio Cartes comprometió un contrato de larga duración para la provisión, sin embargo nunca se materializó y más al contrario, se realizaron licitaciones cortas y de volúmenes medianos. El nuevo Presidente electo, Mario Abdo, es de una línea más dura y contraria a la del régimen de Morales, por lo que no se prevén relaciones especialmente fructuosas.

El asambleísta chaqueño Wilman Cardozo cuestionó la situación de la planta Separadora del Gran Chaco y lo circunscribió al pobre desempeño del Gobierno en la materia, tanto en la exploración como en la explotación, y particularmente en la industrialización, que fue una bandera del MAS que finalmente se ha caído.

“Bolivia sigue vendiendo gas rico a la Argentina, un 20 o un 30 por ciento de gas está siendo tratado en la Planta Separadora de Líquidos, y es porque no hay donde se ponga todo eso que se extrae, así que se sigue yendo rico a la Argentina”.

YPFB no responde las dudas de Tarija

El asambleísta Wilman Cardozo manifestó que como región productora de Hidrocarburos “nuestra preocupación por el accionar poco responsable del gobierno, no hay exploración, no hay desarrollo de campo, Margarita está al 20%. Nos hablan de su agenda, de 5.000 millones. Esto es como el cacho, lo que se ve se anota, no hay gas para exportar”.

Desde la Comisión de Hidrocarburos se han cursado media docena de preguntas y peticiones de informe a Ministerio y Yacimientos, pero no se encontraron respuestas.

PUBLICIDAD


 PUBLICIDAD