Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Los cocaleros de Yungas velan este jueves a sus caídos en el enfrentamiento registrado el miércoles en La Asunta. Los fallecidos fueron identificados como Eliseo Choque Rojas de 31 años y Carlos Vega de 56 años.

Según su hermana Ayda, Eliseo Choque era viudo y se encargaba solo de cuidar a su hija de seis años de edad. Lamentó que la niña haya quedado huérfana por la acción de la Policía en el enfrentamiento.      

Indicó que su hermano se fue a trabajar a La Asunta por la falta de fuentes laborales en la ciudad de La Paz. Señaló que Eliseo estaba por unos cinco años en las labores de cultivo de su cocal.

“Como a un perro lo han matado”, lamentó Ayda. Afirmó que su hermano recibió cuatro balazos y que su cabeza fue destrozada.

Pidió justicia y que las autoridades ayuden con la manutención de la niña que quedó huérfana. Expresó acongojada que la familia de Choque vive en La Paz y que la menor está acostumbrada a estar en La Asunta.    

Eliseo era miembro del Colegio de Árbitros de los Yungas. 



El segundo fallecido, Carlos Vega, era oriundo del municipio de Chayanta, de la provincia Rafael Bustillo, del norte de Potosí.

Su hijo, Seviliano Vega, informó que su padre había viajado a La Asunta porque su familia tiene un terreno ahí. Precisó que Carlos trabajaba ofreciendo sus servicios para la agricultura.

Reveló que el fallecido tiene seis hijos, el menor de 10 años de edad, que viven en el área rural. Su intención es llevarse el cadáver de su padre al norte de Potosí para darle sepultura.

Seviliano pidió justicia por la muerte de su padre y que se esclarezca cómo es que fue alcanzado en la cabeza por la bala que segó su vida.

PUBLICIDAD


PUBLICIDAD