Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Estados Unidos y México están limando asperezas, al menos a nivel comercial, y en este contexto han anunciado este lunes un acuerdo para reemplazar el Nafta(Tratado de Libre Comercio del Atlántico Norte o Tlcan, por su traducción al castellano) en el que, por ahora, no estará Canadá. El país norteamericano no ha formado parte de este primer tramo de las negociaciones y, según ha asegurado Donald Trump, está por ver "si puede ser parte del pacto".

"Es un gran día para el comercio. Es un gran día para nuestro país", ha dicho el presidente estadounidense en el Despacho Oval de la Casa Blanca, donde ha conversado por teléfono con su todavía homólogo mexicano, Enrique Peña Nieto, al confirmar que habían logrado cerrar el pacto bilateral tras semanas de intensas negociaciones. "Es un acuerdo increíble para ambas partes", subrayó.

Así, el nuevo acuerdo será bilateral entre Estados Unidos y México. Washington ha decidido dejar atrás el nombre de Nafta para llamarlo Acuerdo comercial entre Estados Unidos y México, si bien Peña Nieto ha comunicado su intención de incorporar pronto a Canadá.

El Gobierno canadiense, por su parte, se ha mostrado receloso y ha respondido que sólo firmará el nuevo tratado "si es bueno" para su país. "Sólo firmaremos un nuevo TLcan que sea bueno para Canadá y bueno para la clase media", ha afirmado un portavoz de la ministra de Asuntos Exteriores canadiense, Chrystia Freeland, en un comunicado recogido por Efe.

El portavoz de Freeland ha añadido en la nota que la rúbrica de su país "es requerida" para renovar el acuerdo y subrayó que "el avance" entre México y Estados Unidos es una condición necesaria para cualquier acuerdo global. "Estamos en contacto regular con nuestros socios negociadores y seguiremos trabajando en aras de un TLCAN modernizado", ha asegurado.

24 años de pacto

El Nafta o TLcan es un acuerdo en vigor desde 1994 entre México, Canadá y EEUU, y engloba más de un billón de dólares anuales de intercambio. Considerado durante años como un éxito en la integración comercial de las tres partes, la llegada del republicano a la Casa Blanca le dio un nuevo rumbo, ya que hasta ese momento Trump lo había calificado de forma reiterada como un "desastre".

Durante las negociaciones en estos meses, el presidente estadounidense ha recuperado su antiguo perfil de promotor inmobiliario del barrio de Queens (Nueva York). Por entonces, establecía primero unas condiciones impensables en las negociaciones, alienaba a la otra parte -que en este caso sería México-, mientras desconcertaba al resto de socios -Canadá- y a otras partes a las que podía afectar -ahora serían la Unión Europea y China-.

En este sentido, Trump ha asegurado que llamará "pronto" al primer ministro canadiense, Justin Trudeu, y ha puntualizado que sólo habrá dos opciones para Canadá: negociar un nuevo acuerdo comercial o lidiar con los aranceles a sus coches. "Lo más fácil para nosotros es gravar sus exportaciones de coches, pero les daremos una oportunidad", dijo. Washington también avanzó que China había manifestado su interés en cerrar algún tipo de acuerdo comercial aunque, en opinión de Trump, no es el "momento idóneo".

En lo que se refiere al desarrollo de las negociaciones, la presencia en Washington de Ildefonso Guajardo, jefe comercial negociador de México, ha sido fundamental para los resultados finales.En las últimas cinco semanas, la delegación mexicana ha estado yendo y viniendo a Washington para tratar de solucionar asuntos con sus pares estadounidenses, después de que las negociaciones entre los tres socios se estancaron en mayo, en parte por las elecciones presidenciales mexicanas del 1 de julio.

Junto a Guajardo, también han estado presentes el canciller mexicano, Luis Videgaray, y Jesús Seade, designado como jefe negociador del TLcan por parte del equipo del próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Por el lado estadounidense, asistieron Robert Lighthizer, representante de Comercio Exterior de EEUU, y Jared Kushner, asesor y yerno del presidente Trump.

7/TENDENCIAS/carousel