Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
A medida que se acerca el tiempo del fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la causa marítima boliviana, en Chile se hacen proyecciones sobre los alcances de la sentencia. El excanciller Heraldo Muñoz y su sucesor Roberto Ampuero coincidieron en asegurar que el veredicto de la máximo instancia judicial del mundo no le dará mar a Bolivia.

“Evo Morales anuncia q tras el fallo de LaHaya q bandera boliviana “flameará pronto en orillas del Pacifico”. Si ello no ocurre, será su derrota total y frustración q tendrá q explicar a su pueblo. Como dijo ex Pdte. Paz Zamora: La Haya no regala mar porque no tiene mar” (Sic), escribió Muñoz en una publicación en su cuenta en Twitter, haciendo alusión a un mensaje del presidente Evo Morales.

Muñoz estuvo en gran parte del desarrollo del juicio entablado por Bolivia para que Chile honre sus compromisos históricos de negociar una salida soberana al Pacífico. Durante la última etapa, en las audiencias orales de marzo, fue parte del equipo de su país al estar como asesor, designado por el gobierno de Sebastián Piñera.

Al terminar la gestión de Michelle Bachelet, le sucedió en el cargo Ampuero, a quien ahora le tocará escuchar el resultado del proceso iniciado en 2013. Como su antecesor, el Canciller aseguró, tras una reunión con su equipo de colaboradores en el juicio, que la soberanía de su país no está en juego.

“Esta tarde tuvimos una nueva reunión con el agente Claudio Grossman y el coagente Alfonso Silva. Bolivia demandó para que Chile ceda parte de su territorio soberano. Pero nuestra defensa ante La Haya ha sido fuerte y categórica: el territorio de Chile no se toca”, afirmó, también a través de su cuenta en Twitter.

El canciller boliviano Fernando Huanacuni aseguró ayer que el Gobierno ya prepara el diálogo con Chile, seguro de un fallo favorable a los intereses nacionales.

“Estamos esperanzados y preparándonos para este diálogo importante que va a ser trascendente no solo para la historia de Bolivia sino también para la historia de Chile y de la región porque este es un tiempo de integración, de resolver (los problemas). No podemos estar arrastrando décadas o centurias temas que son posibles de resolver”, afirmó.

Ambos países tienen visiones contrapuestas sobre el resultado que hará conocer la CIJ entre octubre y septiembre. Para Santiago los ofrecimientos de diálogo que hizo no generan derechos y que todo lo concerniente a límites se zanjó con el tratado de 1904, aunque para La Paz ese tratado no resolvió el conflicto arrastrado tras la invasión y posterior guerra del Pacífico de 1879. (28/08/2018)

La Razón Digital / Carlos Corz / La Paz