Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El presidente de la Asociación Departamental de Productores de la Hoja de Coca (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, fue imputado por cuatro delitos y la Fiscalía pedirá su detención en la cárcel por los hechos de violencia que derivaron en la muerte de un oficial de la Policía en La Asunta, en los Yungas de La Paz. Su audiencia de medidas cautelares está prevista para las próximas horas.

Muy temprano, el dirigente cocalero fue trasladado desde dependencias policiales a celdas judiciales. Fue aprehendido la tarde de ayer en cercanías del mercado y sede de Adepcoca.

El fiscal Alexis Vilela confirmó la imputación formal de Gutiérrez por asesinato, portación ilícita de armas de fuego, lesiones graves y leves y tentativa de asesinato, aunque no descartó ampliar la imputación a otros delitos.

“El Ministerio Público está solicitando la detención preventiva de imputado para poder continuar con las investigaciones”, anunció el representante del Ministerio Público, quien señaló que se tienen varios elementos de prueba sobre su participación intelectual en los hechos de violencia.

Vilela evitó dar mayores detalles sobre la existencia de más órdenes de aprehensión, aunque en la víspera el comandante General de la Policía, general Faustino Mendoza, informó que dentro de la estructura organizacional que encabeza Gutiérrez había otros cuatro dirigentes.

Mientras se aguardaba la audiencia del dirigente, una multitud de cocaleros se trasladó desde Villa Fátima hasta puertas del juzgado, en el centro paceño, para exigir la libertad del dirgente. Se instaló un fuerte resguardo policial en puertas de los juzgados.

El fiscal Rodrigo Arévalo informó que en audiencia de medidas cautelares, en la que se definirá si se defiende en libertad o desde la cárcel, se mostrarán las pruebas que pesan sobre el dirigente cocalero para exigir su detención preventiva.

Sobre la segunda persona aprehendida, de nombre Wilder S., Arévalo afirmó que tiene una estrecha relación con Gutiérrez por ser parte del cuerpo de seguridad que brindaba al dirigente. Los delitos que pesan sobre este dirigente son sedición, tenencia porte y portación y el delito de asesinato.

“Aparte de las declaraciones que realiza públicamente, hay otros elementos de prueba (contra esa persona)”, añadió.

El subcomandante Departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), coronel Fernando Rojas, informó que en la mochila del segundo dirigente se encontraron varios objetos como granadas y armas de fuego que pretendían ser usados en la emboscada en contra de los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en La Asunta. (28/08/2018)

La Razón Digital / Ángel Guarachi / La Paz
7/TENDENCIAS/carousel