Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
EFE
El Ministerio de Defensa de Japón solicitó hoy un presupuesto récord para 2019, que incluye la adquisición de un nuevo sistema terrestre antimisiles estadounidense dirigido principalmente a contrarrestar la amenaza de Corea del Norte.

Defensa ha pedido al Ejecutivo un total de 5,3 billones de yenes (unos 40.980 millones de euros) para el próximo ejercicio, lo que supone un incremento del 2,1 por ciento respecto a 2018 y el séptimo aumento anual consecutivo, según consta en el borrador del Ministerio.

El presupuesto refleja que Tokio continúa viendo a Pionyang como una amenaza grave para su territorio a pesar de la distensión en la península coreana y a la voluntad expresada por el régimen para abandonar sus armas nucleares.

Una parte significativa de la nueva dotación irá a parar a dos nuevas baterías antimisiles terrestres Aegis Ashore, que costarán a las arcas niponas unos 235.200 millones de yenes (1.793 millones de euros) sin contar gastos de mantenimiento.

Este sistema, que no estaría operativo hasta al menos 2023, incrementaría de forma significativa las capacidades defensivas de Japón al añadir una capa más de protección para interceptar misiles balísticos que se sumará a las ya existentes baterías Aegis desplegadas en navíos y a las lanzaderas móviles PAC-3.

Además, Defensa quiere desplegar más misiles antibalísticos del tipo SM-3 Block 2As desarrollados conjuntamente por EEUU y el país asiático, que reforzarían los destructores de las fuerzas marítimas de Autodefensa (Ejército).

Japón se sitúa actualmente entre los mayores compradores de armas de Estados Unidos, tras incrementar notablemente sus adquisiciones de este tipo en los últimos años con equipamiento como cazas furtivos F-35 o sistemas antimisiles de fabricación estadounidense y el contexto de las tensiones regionales con Corea del Norte y China.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó el pasado noviembre que su homólogo nipón, Shinzo Abe, se había comprometido a comprar "cantidades masivas" de armamento estadounidense, entre ellos cazas furtivos y misiles de diferentes tipos, tras una cumbre celebrada entre ambos en Tokio.

El borrador presupuestario de Defensa ha sido publicado la misma semana en que el Ministerio divulgó su informe anual, en el que consta que Corea del Norte sigue representando una "seria amenaza" para el archipiélago nipón.

El documento señala que Pionyang mantiene desplegados "centenares de misiles balísticos capaces de alcanzar prácticamente cualquier parte de Japón", entre ellos los de medio alcance Rodong, por lo cual la percepción del país vecino como potencial amenaza "se mantiene sin cambios".

El Libro Blanco de Defensa de Japón, no obstante, valora como "significativo" el compromiso para la desnuclearización de la península de Corea realizado por el líder norcoreano, Kim Jong-un, durante su histórica cumbre con el presidente estadounidense celebrada el pasado junio en Singapur.

7/TENDENCIAS/carousel