Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page


ACUSACIÓN
El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, instó a los dirigentes cívicos a defenderse y “no lavarse las manos como Pilatos” porque ellos dirigieron la movilización del 8 de mayo.



PUBLICIDAD


Dirigentes del Comité Cívico de los Intereses de Chuquisaca (CODEINCA) se declararon perseguidos políticos y denunciaron que la Fiscalía Departamental quiere que la institución delate a quienes estuvieron a la cabeza de las movilizaciones en el conflicto de límites con Santa Cruz y por el megacampo gasífero Incahuasi. El gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu, respondió que no deben lavarse las manos como Pilatos y los instó a asumir su defensa “sin llorar”, en la denuncia interpuesta por su autoridad por la comisión de los delitos de lesiones leves y graves, y homicidio en el grado de tentativa.

La mañana de ayer, lunes, el presidente de CODEINCA, Rodrigo Echalar, en compañía de su abogado, se presentó en la Fiscalía Departamental para solicitar, mediante un memorial, la ampliación de plazo a un requerimiento fiscal en el que les piden revelar quiénes y qué instituciones organizaron el movimiento del 8 de mayo.

Ese día, luego de que se suspendiera una reunión convocada por el Comité Cívico para escuchar un informe sobre la reunión entre ministros de Estado y la delegación departamental, sobre el conflicto de límites con Santa Cruz, el Gobernador fue correteado por una turba, compuesta en su mayoría por jovenzuelos, desde la plaza 25 de Mayo, hasta las calles España y parte de la San Alberto.

Echalar sostuvo que el Ministerio Público quiere que denuncien a la gente que organizó la reunión ese día. Sostuvo que no están dispuestos a hacerlo.

Su abogado, Elvis Ovando, protestó porque el requerimiento se constituye en una violación a los derechos de su defendido porque, a su juicio, vulnera el derecho a la defensa y al silencio.

Denunció que detrás de todo ese actuado de la Fiscalía, la verdadera intención es ampliar la investigación contra otras personas y llegar a los supuestos autores intelectuales de la agresión a Urquizu.

Echalar dijo que esperarán que el Ministerio Público amplíe el plazo, que se cumplió el sábado a las 11:00, para dar respuesta a ese requerimiento, y una reunión de instituciones convocada para mañana, miércoles, a las 19:00, decidirá qué acciones seguir.

RESPUESTA DEL GOBERNADOR

En conferencia de prensa, el Gobernador de Chuquisaca pidió a los dirigentes cívicos no “lavarse las manos como Pilatos” y asumir su defensa “sin llorar”. “El movimiento estaba a la cabeza de ellos”, apuntó.

Dijo que ese día la intención de los dirigentes era buscar un muerto más. “Era su planificación”, acusó al señalar que cuando estaba en la reunión en la sede de la Federación del Transporte Pesado de Chuquisaca escuchó a estudiantes de la unidad educativa Roberto Alvarado gritar “que se vaya este indio, que salga este indio”.

Cuestionó qué hacían los estudiantes en esa movilización y recordó que Echalar es docente de ese establecimiento.

Acotó que ese día Echalar dirigía la reunión en compañía de “dos señores de la COD” quienes, según sus palabras, contrataron a unos maleantes para hacerlo corretear.

Remarcó que fue correteado con piedras y palos hasta la Facultad de Economía donde se “estaba arrastrando”.

Durante la primera quincena de mayo, Chuquisaca cumplió un paro cívico en protesta por la cuestionada definición de límites con Santa Cruz y la propiedad del megacampo Incahuasi. La agresión al Gobernador fracturó la unidad departamental que logró la demanda por unos días, pese a las diferencias políticas.

El Gobierno no atendió los reclamos de Chuquisaca y apuró la definición de límites, para dar paso al estudio de campos compartidos, que terminó favoreciendo a Santa Cruz.

PUBLICIDAD

7/TENDENCIAS/carousel