Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El acto de desagravio por los 10 años del caso Porvenir, que se desarrolló el martes en Pando, fue con una agresión que fue protagonizada por la exsenadora Nora Montero viuda de Racua, quien atacó al dirigente de las víctimas Aladino Cardozo.

En videos sobre el episodio, se observa que Montero irrumpió en la testera, mientras hacía su intervención la abogada de las víctimas, Mary Carrasco.

La exsenadora, elegida por el MAS, golpeó al dirigente que estaba sentado al lado del gobernador Luis Adolfo Flores. La trifulca se extendió con gritos, insultos y la intervención de otras personas.

Según Nortv, la molestia de Montero surgió porque el dirigente Cardozo había tildado de traición la actitud de varías víctimas, entre ellas la exsenadora, que desistieron del proceso contra Leopoldo Fernández.

La exsenadora y otros acusados por Cardozo alegaron que desistieron del proceso no por traición, sino por falta de recursos económicos, tomando en cuenta los que significaban trasladarse a La Paz para las audiencias.

Montero, cuyo esposo murió en los hechos de Porvenir, fue senadora por el MAS, pero luego se declaró librepensante junto con un grupo liderado por Rebeca Delgado.

“La sangre derramada es de parte de mi familia y lo voy a hacer respetar hasta lo último. A mí nadie me puede tildar con el dedo, porque yo nací con el proceso de cambio, porque este proceso de cambio es nuestro, no es de Evo Morales, no es de estos masacradores que hoy viven y ganan un sueldo y viven mejor que nosotros, y nunca el presidente no dio ni siquiera su tiempo, 15 minutos para escuchar, jamás”, exclamó Montero tras el incidente.



Erbol / Bolivia
PUBLICIDAD

7/TENDENCIAS/carousel