Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Chile no ve un buen ambiente posterior a la demanda marítima boliviana. Se hace a un lado bajo el argumento de que no negociará soberanía y culpa a Evo Morales de “incendiar” las relaciones bilaterales. El canciller chileno, Roberto Ampuero, detalló que el diálogo con Bolivia posterior al fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) será a base del Tratado de 1904, algo que su homólogo boliviano, Diego Pary, no comparte.

Ampuero habló con la radio chilena Duna y, en menos de diez minutos, desestimó un buen ambiente para el diálogo luego del dictamen de la CIJ, que será el 1 de octubre en La Haya. El diplomático culpó al presidente Morales de entorpecer las relaciones bilaterales y hasta pidió una sentencia del pueblo boliviano contra su mandatario por elevar “promesas” que no serán cumplidas, según su opinión.

“Los escenarios que vayan a crearse después, todo eso será influido y es influido por la atmósfera que se haya creado. El presidente (Evo) Morales no se caracterizó por ser una persona que contribuye al entendimiento de ambos países. Recuerden que fue él (Morales) quien nos llevó a la Corte Internacional de Justicia”, reprochó Ampuero.

El canciller chileno expresó con una frase lo que para él sería un parámetro de buen entendimiento: “Chile no está dispuesta a ceder su soberanía (…) Con Bolivia podemos sentarnos a dialogar bajo el paraguas del Tratado de 1904”.

La CIJ anunciará el lunes 1 de octubre a las 15:00, hora de Holanda, y 09:00 hora nacional, su decisión sobre el juicio marítimo, iniciado en 2013 por Bolivia contra Chile. La audiencia tendrá lugar en el Palacio de la Paz.

Bolivia y el Tratado de 1904

En La Paz el panorama gira al revés. Se busca un mejor entendimiento para concretar un buen ambiente posfallo, pero está claro, lo dijo el canciller Diego Pary, que no se negociará bajo el “paraguas” del Tratado de 1904, como lo señaló su colega chileno.

“Después de que se lea el fallo no vamos a discutir el Tratado de 1904, después de que se lea el fallo lo que vamos a hacer es establecer una mesa de negociación, la cual deberá tener como resultado una salida soberana para Bolivia al océano Pacífico”, recalcó el canciller Pary.

Eso no está en los planes de La Moneda. El término soberanía no está en su agenda. “Yo no voy a analizar escenarios hipotéticos, pero no está en juego ni un centímetro cuadrado de nuestro territorio”, remató Ampuero.

Pero el canciller chileno retó a Morales e intentó meter al dilema al pueblo boliviano. Pidió a la población nacional que juzgue al jefe de Estado luego del fallo del tribunal por las supuestas promesas que lanzó en el tiempo que duró la demanda.

“(Evo) prometió que Antofagasta será de Bolivia, dijo que las banderas bolivianas flamearán en nuestro océano Pacífico y que Bolivia obtendrá territorio soberano chileno. Esas son las promesas que hizo Evo Morales a su pueblo. El 1 de octubre veremos si Antofagasta será boliviana y el pueblo boliviano lo juzgará”, despachó Ampuero.

Bolivia exige ante la CIJ una negociación de buena fe que resuelva el centenario diferendo y que devuelva al país una salida soberana al océano Pacífico. El argumento se sustenta en los compromisos incumplidos por Chile a lo largo de la historia.

Pary afirmó que el fallo del tribunal podría incluir un plazo para la negociación de buena fe entre Bolivia y Chile. “(El veredicto) podría estar entre la potestad de la Corte de establecer un tiempo determinado y establecer, incluso, el marco del diálogo”, afirmó el ministro a radio Erbol.

El canciller añadió que durante esta semana el equipo boliviano sostendrá reuniones de consulta para definir la delegación que asistirá al Palacio de la Paz. “El presidente (Morales) convocará a varias autoridades y, en ese marco, se tomarán decisiones”, dijo.

7/TENDENCIAS/carousel