Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Todo pasa al sur de la ciudad de Culiacán, en el estado de Sinaloa, que desde hace unos días se ha hecho famosa a nivel mundial no sólo por la fuerte presencia del narcotráfico sino también por el astro argentino Diego Armando Maradona, quien aceptó dirigir al equipo local Dorados, de la Liga de Ascenso del fútbol mexicano.

Los terrenos detrás de la barda que impide el acceso al barrio residencial de La Primavera, donde se asegura que Maradona tendrá su nueva casa, es una especie de cementerio clandestino en el que abundan cruces de personas que o fueron ejecutadas ahí o que sus asesinos tiraron sus cuerpos y pertenencias en el lugar.

Cruces, flores, velas y lonas plásticas con sus nombres, fotografías y algunas de sus bebidas favoritas, como botes de cerveza, recuerdan que aunque los residentes de esta lujosa zona quieran apartarse del narco, imponiendo estrictos controles a quienes buscan vivir ahí, de alguna forma estos objetos les recuerdan una realidad que existe más allá de su alta barda de cemento y alambre.



Con cruces, pequeños mausoleos, pensamientos, fotografías, veladoras y hasta bebidas se recuerda a quienes aquí fueron encontrados

Las cruces ocultan historias de crueles asesinatos como lo reveló el 28 de abril de 2017 un cuerpo encontrado con los pies “encintados”, las manos sujetadas a la espalda con esposas metálicas y con impactos de bala en la cabeza y en tórax o la de dos hombres que fueron ejecutados junto a la barda cinco días antes.

Ahí también hay lugar para las venganzas: el 16 de agosto de este año fue ejecutado Hernán Ceniceros Ramírez, de 22 años de edad, alias “El Tigrillo”, hijo de Germán Ceniceros “El Tigre”, jefe de sicarios de “El Chapo” Guzmán en el municipio de Navolato, quien fue abatido en 2014 durante un enfrentamiento con militares en la colonia Sinaloa, de Culiacán.

La explicación es que es una zona aislada y solitaria aún de día, pues si bien es cierto que a escasos metros está la carretera “La Costerita”, que conduce a La Primavera, en el lugar sólo existe la compañía de las cruces y los restos de ropa o zapatos que pudieron pertenecer a alguna de las personas ahí tiradas o que simplemente son prendas que alguien desechó.

La Primavera: el contraste
El barrio residencial de La Primavera saltó a la fama el fin de semana luego que medios locales publicaran que los vecinos le habían negado el acceso a la mudanza con los muebles que servirían para adornar la que sería la casa del astro argentino.

El lunes Infobae publicó detalles sobre el lugar, gracias a información disponible en las agencias inmobiliarias que ofertan casas o terrenos en el lugar. El martes, este medio tuvo acceso a una sección del lugar. Se trata de una zona bardeada integrada por distintos fraccionamientos. En su interior cuenta con un centro comercial y consultorios médicos, los empleados de estos negocios pueden ir a su trabajo todos los días, pero no pueden ingresar a la zona habitacional, ya que al interior existen distintos puntos de vigilancia.

Todas las casas son color blanco, de más de una piso y aún existen secciones en construcción, la arquitectura es uniforme y la mayoría cuenta con grandes ventanales.


La plaza comercial a la entrada de La Primavera


La distancia entre una y otra casa ofrece privacidad.

Pero no sólo está resguardada por un fuerte sistema de acceso sino también por cámaras instaladas prácticamente en cada rincón, hasta en áreas comunes para los empleados de todos los negocios.

Nadie le cerró las puertas a Maradona

Las casas son del mismo estilo, en color blanco y con una distancia que ofrece privacidad

En un entrevista publicada este martes por el diario local Noroeste, el administrador del exclusivo lugar, Antonio González Aller, aseguró que en ningún momento se le negó al astro argentino la posibilidad de vivir ahí, simplemente el nuevo director técnico de Dorados nunca se acercó a hacer el trámite correspondiente, que tarda un promedio de dos meses, para determinar si la persona o familia en cuestión son aceptadas o no.

Quien debe hacer el trámite es el mismo Maradona, ya que la administración solo acepta solicitudes de particulares y no de empresas.

El proceso inicia con la presentación del interesado, después éste debe llenar un expediente donde deja constancia de su trabajo, cuentas de banco, y en general de su historia de vida.




La zona cuenta con vigilancia, vialidades y una serie de comodidades que quita eliminan la necesidad de salir del barrio

“Esto es para asegurarnos que no entre gente mala, por así decirlo, que tenga que ver con el narcotráfico, lavado de dinero, etcétera”, señaló.

También tiene que ofrecer 12 referencias personales suyas y otras 12 de su pareja.

“Él (Maradona) no ha venido con nosotros para nada. Con nosotros no se ha acercado nadie de su parte, tampoco. Si él viene, tendría que darme 12 referencias, que no creo que tenga“, recalcó el administrador.

Y dejó en claro que si el argentino quiere vivir ahí, además de hacer todo el proceso, tendría que ser aceptado por los vecinos.

“Podía haber venido él y decir: oye, no conozco a nadie, pero como soy súper famoso, todos me conocen. Pudo haber pasado que los vecinos lo aceptaran o no, no lo sé. Si él quiere entrar, tiene posibilidad, pero siguiendo todo el proceso“, dijo.

Hasta ahora, el club Dorados no ha comentado nada sobre el incidente, el vocero Fernando Beltrán dijo a Infobae vía telefónica que el astro sigue hospedado en el lujoso hotel Lucerna, custodiado por un dispositivo de seguridad, del cual aseguró desconocer los detalles.


Fuente: infobae.com
7/TENDENCIAS/carousel