Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
La Cámara Nacional de Industrias (CNI) advirtió ayer que la producción de manufactura será la más golpeada por la actual situación de crisis que se vive en Argentina y que se ha traducido en una fuerte depreciación de su moneda con respecto al dólar norteamericano.



PUBLICIDAD



Este efecto, según la entidad, viene de la mano de la intensificación de la internación legal e ilegal de productos como bebidas alcohólicas, alimentos, medicamentos y otros de consumo masivo.

Esta situación supone una mayor competencia para la producción boliviana que no nace de una mayor competitividad de los productos de origen extranjero, sino de una condición artificial creada por la depreciación del peso argentino.

También señalan que se configura un escenario más difícil para la industria boliviana que percibe que la economía del país se ha desacelerado.

La intensidad y duración que esta nueva coyuntura internacional complicará aún más la economía de las empresas industriales formales.

Este, sin duda, es un problema adicional que refuerza la imposibilidad de muchas empresas industriales de afrontar el posible pago de un segundo aguinaldo, señaló la CNI.

La Cámara Departamental de Industrias de La Paz (Cadinpaz) expresó su profunda preocupación por la devaluación del peso en Argentina y la devaluación del real en Brasil que generan un flujo masivo de productos de estos países y una competencia desigual con los productos nacionales, en particular alimentos y bebidas. Asimismo, solicitó ser convocada por el Presidente del Estado para analizar y plantear las medidas que amerita el problema.

La industria local, según Cadinpaz, en los escenarios de devaluación que sufren Brasil y Argentina, experimenta una presión adicional a partir de la creciente competencia adicional para su producción que supone la entrada de productos de origen argentino y brasileño.

“En esta coyuntura, el sector industrial tiene la convicción de que el Gobierno debe asumir medidas para proteger la producción nacional y, en tal sentido, espera ser convocado para implementar medidas coyunturales de protección que encaren los efectos adversos sobre la industria nacional que genera la devaluación de los países vecinos”, precisa la Cámara.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) advirtió que la crisis argentina aumentará el contrabando, agravarando aún más la situación de la industria, especialmente de cereales, harina, vinos de mesa, medicamentos y tubos.

También provocará una disminución de las remesas, la ralentización de los pagos por venta de gas, el posible aumento de salida de dólares, la caída de la actividad comercial en la frontera y reducirá las ventas de banano, palmitos y cueros en ese país.

Fuente: Página Siete
7/TENDENCIAS/carousel