Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
Peritos del Instituto de Investigaciones Técnico Científicas (ITCUP) de de la Universidad Policial se trasladarán en las próximas horas al sector de San Antonio, en la región de La Asunta, Yungas de La Paz, para investigar las circunstancias de la muerte de un oficial de la Policía y de dos cocaleros por impacto de bala en medio de enfrentamientos por la erradicación de coca.

El trabajo que desarrollarán consistirá en verificar los rastros de los proyectiles dejados y utilizados durante los enfrentamientos. Además se tomará declaraciones a quienes habrían presenciado lo ocurrido en la última semana de agosto.

“Principalmente en la criminalística de campo se busca la recolección de indicios. Estamos hablando de vainas y de la trayectoria que han realizado los proyectiles, es decir, dónde estaban ubicados estos tiradores y hasta dónde estaban disparando”, informó el jefe de la División Plataforma de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), capitán Rony Añez.

Una vez colectada las evidencias de algún casquillo, vaina o proyectil se lo llevará al laboratorio para realizar las pericias correspondientes y se pueda determinar el calibre y el tipo de arma que fue utilizada.

No obstante la tensión continúa en la zona de conflicto y el lunes comenzó un bloqueo que fue levantado por la Policía. Para el Gobierno las labores de erradicación no cesarán.

El capitán de la Policía Daynor Sandóval perdió la vida y otros siete uniformados resultaron heridos el 25 de agosto durante una emboscada en el sector de San Antonio, protagonizada por presuntos “grupos armados” que se oponen a la erradicación de coca.

Por ese hecho, cinco cocaleros pertenecientes a la Asociación Departamental de Productores de Coca (Adepcoca) fueron señalados como autores intelectuales. Franclin Gutiérrez, el presidente de este sector, fue capturado y guarda detención preventiva en la cárcel de San Pedro.

Cinco días después, la Policía denunció una nueva emboscada que esta vez dejó dos cocaleros muertos. El comandante general de la Policía, general Faustino Mendoza, dijo que los efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y un equipo policial de apoyo respondieran con sus armas de reglamento a un "ataque de francotiradores”.

“Los testigo nos van a decir desde dónde ellos percibían los disparos, entonces, los peritos van a ir a todos los lugares si hablamos generalmente de difícil acceso, lugares altos, para buscar vainas o cualquier otro objeto que nos pueda dar más luces sobre este hecho”, añadió Añez.