Theme Layout

Theme Translation

Trending Posts Display

Yes

Home Layout Display

Posts Title Display

404

We Are Sorry, Page Not Found

Home Page
El hallazgo en la antigua ciudad maya de Copán, Honduras, de la tumba de una mujer sepultada con sus piernas cruzadas, permitió saber que esa civilización capturaba y comerciaba grandes animales, como pumas y jaguares.

Junto a ella había huesos de dos ciervos y de un cocodrilo, además del esqueleto completo de un puma,aparentemente sacrificado como parte de un ritual funerario en el año 435.

A partir de estos descubrimientos, publicó la revista PLOS One, se verificó que los pumas fueron domesticadospor los mayas y utilizados en sus redes comerciales, según explicó el arqueólogo Nawa Sugiyama, de la Universidad George Mason, de Virginia (EE.UU.).

Cráneo de un puma hallado junto a la tumba de la mujer con las piernas cruzadas, en Copán, Honduras. / N. Sugiyama

Todos esos restos aportaron nueva información sobre la forma de vida de las comunidades de Copán, de las que hasta el momento se creía que solamente domesticaban perros y pavos. Ahora, los análisis químicos realizados a las osamentas demostraron que también grandes felinos y otros animales eran mantenidos en cautiverio.

La primera evidencia que respalda esa postura es que el entorno no era lo suficientemente grande o rico en nutrientes como para soportar la presencia de todos los grandes felinos.

Además, el estudio de los huesos de jaguares, pumas y otras especies similares en la zona de Copán permitió hallar C4, una molécula que contiene carbono y es común en plantas como el maíz, pero está ausente en condiciones silvestres. Esto demuestra que comían presas que habían sido alimentadas con productos humanos, lo que significa que ellos mismos habían vivido en cautiverio.

En otros, en cambio, se encontró la molécula C3, presente en plantas silvestres, lo que deja de manifiesto una dieta también silvestre.

Los investigadores concluyeron, por lo tanto, que los habitantes de Copán solían mantener grandes felinos en cautiverio y comercializaban sus pieles y otros productos más allá de su ciudad.

Fuente: RT